Probamos la gama SUV de Mercedes-Benz.

0

Desde el famoso y muy significativo “Algo está pasando en Mercedes”, la marca alemana no ha dejado de enfocar todo su esfuerzo en darle un cambio a una marca de la que muchos sólo se acordaban cuando llegaba el momento de jubilarse. Probamos la gama SUV Mercedes.

Pero llegó el nuevo Clase A y todo empezó a cambiar.

SUVMercedesBenz

De repente las calles se llenaron del atractivo Clase A, y lo más importante, una gran parte de esos conductores, ahora, son muy jóvenes.

Comenzaba el cambio, un cambio que a día de hoy también se centra en la gama SUV de la marca.

Está claro, los SUV funcionan. No voy a limitarme a decir que están de moda, porque una moda es algo pasajero, y éstos tengo la sensación de que se quedan aquí. En este 2015 Mercedes ha lanzado una gran ofensiva en este sector, y dando un empujón a su catálogo SUV con nuevos modelos, nuevos nombres y nuevos motores.

Mercedes nos invitó a pasar una jornada probando lo mejor de su gama SUV para que pudiéramos comprobar de primera mano sus virtudes, tanto en carretera como en campo, donde hay un gran interés por parte de la marca de demostrarnos que los SUV, por lo menos los suyos, valen para algo más que para darse un ”paseo” por el campo.

Teníamos dónde elegir, desde el “pequeño” GLA, pasando por el GLC o los preciosos GLE incluido el GLE Coupé. A todo esto había que sumarle dos protagonistas especiales… El ya mítico en la casa de la estrella, Mercedes Clase G y dos GLE AMG, uno de ellos en su versión S.

Una de las cosas que Mercedes ha querido hacer con todo este cambio de nombres, es hacer algo más sencillo entender cada versión.

Primero debemos saber que ahora todos los SUV de la marca comenzarán con las letras GL, así el primero que apareció en estos últimos tiempos fue el GLA, que
Mercedes-Benz SUVderiva directamente del Clase A. Así, los ML han pasado a denominarse GLE, ya que derivan del Clase E. Siguiendo esta nomenclatura, llegamos al más reciente GLC, que sustituye al poco afortunado (a nivel de ventas) GLK. Ya intuirás que deriva del Clase C.

El más veterano de la gama, el Clase G, mantiene su nombre. Cuestión de respeto supongo a uno de los modelos más antiguos de la casa.

La jornada comenzaba en las oficinas que Mercedes tiene en Alcobendas, de ahí partimos hacia la finca Espino de Torote con un recorrido principalmente por carreteras secundarias, aunque teníamos un trayecto de autopista al inicio.

Para empezar, el GLE Coupé 450 AMG 4MATIC con su motor de 367 CV asociado a la caja de cambios automática 9G-Tronic.

El GLE Coupé llega a la gama Mercedes para batallar directamente con el X6, y aunque su diseño es similar, una línea SUV Coupé muy marcada, te puedo adelantar que su comportamiento Off-Road poco o nada tiene que ver con el X6.

Mercedes llega tarde a este segmento en el que su rival directo lleva ya unos años con un volumen alto de ventas. Pero llegar tarde no ha sido algo malo en este caso, ya que se puede aprender de los errores que comete el primero que llega. En mi opinión una de las cosas en las que el GLE Coupé saca ventaja, es en su comportamiento fuera del asfalto que aún sin montar el paquete Off-Road, es sobresaliente.

En su interior el GLE Coupé me ha dado la sensación de ser más amplio de lo que esperaba viendo su exterior, y es que pese a su línea coupé, las plazas traseras son bastante amplias, sobre todo en altura no van nada mal servidas para este tipo de carrocería (ésta era una de las partes más críticas).

El GLE Coupé está más enfocado a prestaciones dinámicas, ejemplo de ello es que, como te comentaba, no cuenta con la opción de montar el paquete Off-Road ni tendrá versión híbrida.

Mercedes-Benz SUVEn carretera me ha sorprendido su aplomo y agilidad teniendo en cuenta que esta versión 450 4MATIC pesa 2.220 kilos. Una delicia conducirlo, tanto en autovía como por secundarias, su motor estira para mover el GLE Coupé como si pesara mucho menos. Se me viene a la cabeza mientras te cuento esto la anterior afirmación “El GLE Coupé está más enfocado a prestaciones dinámicas”, te puedo asegurar que es cierto. Pero ojo, porque fuera del asfalto no ha ido nada mal…

Durante el trayecto hasta la finca tuvimos la posibilidad de cambia de vehículo, y en esta ocasión nos subimos a otro GLE Coupé pero en su versión 350d. Sí, esto también lo han simplificado, los diésel llevarán una “d” para identificarlos. Mucho más sencillo por fin.

Poco que añadir, suavidad, 258 CV con una entrega nada brusca, y un cambio 9G-Tronic que le va como anillo al dedo. Me quedo con esta versión, más equilibrada me atrevería a decir, con un consumo medio oficial de 7,2 litros. Esta toma de contacto ha sido corta como para poder mirar consumos.

El GLE Coupé lo tienes disponible desde 78.700 euros.

Una vez llegados a la finca, teníamos a nuestra disposición un pequeño recorrido por caminos con subidas y bajadas peraltadas y algún que otro “bache” importante que sortear. Incluso teníamos que cruzar por un pequeño río. Esa era una parte, la otra era un circuito Off-Road con trialeras, pasos peraltados para poner a prueba la capacidad de inclinación lateral de los coches y varias bajadas y subidas realmente empinadas.

Uno de los primeros que pudimos probar en este circuito fue el recién llegado GLC, recuerda, sustituto del GLK.

El GLC ha supuesto una gran apuesta en Mercedes, ya que el cambio estético ha sido significativo, creo que buscando, además de una imagen más actual, una “rotura” con el anterior GLK. Realmente sorprende lo bien que va fuera del asfalto.

La unidad probada fue el GLC 220d 4MATIC con paquete Off-Road y suspensión neumática Air Body Control que permite al GLC, entre otras cosas, variar su altura, con lo que el GLC nos permite salidas al campo ya bastante serias.

Estéticamente el GLC ha quedado mejor resuelto que el GLK, que aunque personalmente a mí me gustaba, en el GLC las líneas son menos “rudas”, más
Mercedes-Benz SUVactuales y acordes con la gama C con la que comparte herencia. No sólo estéticamente mejora al GLK, el GLC ha crecido 12 centímetros y aun así en Mercedes han logrado aligerarlo 80 Kg.

El circuito preparado por la organización me sorprendió mucho, lugares por los que seguramente yo no me habría aventurado a meter el GLC, fueron el mejor ejemplo de lo sorprendente de este último SUV de la marca de la estrella. El paquete Off-Road ayuda a moverse con tranquilidad fuera del asfalto con él, incluso sin reductora, que el GLC no la monta.
El GLC, sin duda la gran apuesta de Mercedes para luchar por las ventas con su rival directo el X4, viene fuerte, es más, en Mercedes esperan multiplicar por 4 las ventas de este modelo en comparación con las que tuvo el GLK.

El GLC tiene un precio de partida de 47.900€ para la versión 220d con 170 CV y 49.900€ para el 250d de 204 CV. Ambos con tracción 4MATIC de serie. Para 2016 llegará el supervitaminado AMG.

Una de las grandes dudas que tenía era ver si el GLA se comportaría bien fuera del asfalto, y aunque no es uno de los nuevos (ya lleva tiempo y con muy buenas cifras de ventas por cierto) la organización tenía alguna unidad para que comprobáramos lo capaz que podía ser fuera del asfalto.

Hicimos el mismo recorrido por caminos que con los demás modelos, ya luego en el circuito Off-Road tuvimos que dejar de lado únicamente una parte en la que se necesitaba una suspensión más elevada. El tramo de caminos fue realmente satisfactorio, si te soy sincero, no pensé ni por asomo que podía pasar por donde pasó, mejor dicho, como pasó. Sorprendente.

Las subidas, empinadísimas, del circuito Off-Road también fueron testigo de este pequeño todocamino compacto.

El GLA lleva apenas un año en los concesionarios y las cifras de ventas son muy buenas. Si el Clase A es el más vendido de todo el catálogo de la marca alemana, el GLA ya está a tan sólo 500 unidades de diferencia de éste.

Toca el turno del GLE.

Las expectativas son altas, es un vehículo muy orientado a este tipo de terrenos, y efectivamente no defrauda. Como siempre, uno se fía mucho de la gente de la organización para hacer cosas con los coches, que como te digo, no las haría estando sólo. Con el GLE no tenía ese problema, así que quise ponerlo un poco más al límite… Zonas bacheadas, y cuando digo baches hablo de levantar una rueda, en las que uno pasa bastante tranquilo, viendo como la suspensión Air Body Control funciona de maravilla con las tres posibles alturas disponibles. Ninguna pérdida de tracción subiendo en curva, bajando… Daba igual, la sensación de seguridad es tremenda.

Mercedes-Benz SUVEn la zona Off-Road, sin problemas, zonas en las que forzamos a dejar el coche con pérdidas de tracción en una rueda quedaban solventadas con el magnífico 4MATIC. Cuestas muy, muy empinadas, activas el descenso de control y arreglado. A la hora de subir, en una de las rampas me fijé en los indicadores que teníamos en pantalla y teníamos una inclinación de 43 grados. Y me fijé porque paré el GLE en mitad de esa rampa, y esperando que cayese algo hacia atrás, no fue así. Freno pisado, y el coche quieto, acelero y comienza a subir como si tuviera clavos en las ruedas. Una maravilla, sinceramente.

El GLE viene a ser, pese a su nueva denominación, un restyling del ML, y como ves su genética sigue vigente desde aquel ML que pudimos ver en Jurassic Park II donde la marca alemana presentó de forma espectacular su SUV. El GLE ha estrenado el cambio de 9 velocidades 9G-Tronic y cuenta con pantalla de 8” de serie. Las versiones disponibles para este modelo son dos motorizaciones diésel, el 250d de 204 CV y el 350d con 258 CV.

En gasolina el catálogo es más amplio. El motor de acceso es el 400 de 333 CV al que le sigue el 450 AMG de 367 CV de potencia. En el escalón más alto de la gama tenemos las dos versiones AMG, el GLE 63 con 557 CV y el GLE 63 S que añade 28 CV colocando a este como el GLE más potente de la gama con 585 CV.

Todos cuentan con tracción 4MATIC y parten de los 60.125 € para el GLE 250d 4MATIC y cerrando la gama el AMG GLE 63 S 4MATIC con un precio de 141.100€.

El año que viene habrá disponible una versión híbrida del GLE con un motor de 333 CV más uno eléctrico de 116.

El Clase G también estaba presente, como no, estando en el campo, este mítico de la marca de la estrella está en su hábitat natural. Es como el F40 del campo, busca la eficacia por encima de todo, y la consigue. No tuve ocasión de probarlo, pero por lo que vi, y contaban otros compañeros, es un coche realmente excepcional en estas circunstancias. Su trayectoria lo dice todo, siendo uno de los modelos más duraderos en la marca.

Después de un descanso para comer, toca volver a Madrid.

No quería irme de allí sin probar la versión AMG que teníamos disponible. En concreto el Mercedes-AMG GLE 4MATIC. Algunos pensaban que en Mercedes estaban
Mercedes-Benz SUVlocos cuando en 1999 apareció el ML 55 AMG
, ni mucho menos, acababan de crear el segmento SUV de altas prestaciones, y lo han ido ampliado durante estos años.

Creo que todavía tengo la sonrisa en la cara, porque es toda una experiencia.

Ya sólo arrancarlo te avisa de que llevas un V8 biturbo con sus 557 CV esperando a que les muestres una carretera. Y no tarde en salir de ahí y coger carretera hacia Madrid.

La potencia, la suspensión, el sonido, todo es superlativo en el AMG. Su paso por curva impresiona teniendo en cuenta las dimensiones y peso del coche, hablamos de 2.270 Kg.

Sólo puedo contarte que se me pasó volando el tiempo, demasiado rápido. Las prestaciones, de infarto, de 0 a 100 en 4,3 segundos. El interior a la altura, incluido un impresionante equipo de sonido firmado por Bang & Olufsen, cosa que podrás comprender que no usé mucho, ese V8 es digno del mayor de los silencios para escucharlo bien.

Tenéis un video del AMG GLE Coupé al final de este artículo.

La jornada se ha hecho corta, en cuanto haya ocasión probaremos más a fondo cada modelo para ver ese lado familiar.

Pero si algo me queda claro con esta experiencia, es que Mercedes apuesta por unos SUV con los que poder disfrutar fuera del asfalto tranquilamente. Aptitudes Off-Road de verdad.

¿Qué los SUV son para darse “paseos” por el campo?

 

¿Te ha gustado? ¡compártelo!

El de aquí abajo es el que lo ha escrito...

Escribiendo sobre esto desde hace poco, pensando en esto, desde siempre… Cuando nací, lo primero que hice fue preguntar en que coche me llevaban a casa.

Deja un comentario

diecinueve − diecinueve =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This