Probamos el Peugeot 2008

0

El Peugeot 2008 llegó en 2013 a nuestro mercado para ofrecer un crossover basado en la buena experiencia que se tuvo con el 3008 pero trasladada al segmento B.

Basado en el exitoso 208, el 2008 nos ofrece un espacio más amplio en el interior y un diseño exterior que denota que estamos ante un crossover de la marca del león.

Estéticamente el coche es bonito, o así me lo parece a mí personalmente. Una altura libre al suelo de 16 cm y detalles como las barras de techo o las protecciones en puntos clave de la carrocería nos indican su genética SUV.

Mide 4,16 metros de largo y 1,74 de ancho. Destaca en su frontal los grupos ópticos con luces diurnas LED que pretenden dibujar una mirada felina al 2008. La calandra delantera cromada y los faros antiniebla con detalles también cromados en conjunto con el paragolpes siempre me ha parecido que le daban una imagen muy sofisticada a el 2008. Muy acorde con el lenguaje de diseño del grupo.

Lateralmente su apariencia es dinámica, con una línea de su conjunto de forma ascendente y dejando que sea más clara esa altura libre al suelo que antes mencionábamos.

Detrás, los faros son en forma de C y se estiran hasta las aletas traseras. Tenemos un alerón cerrando la línea del techo donde tenemos también las barras de techo cromadas (no pueden faltar en un SUV). El paragolpes de esta zona trasera tiene un protector de bajos para evitar cualquier posible daño si ponemos en apuros esa zona del coche. Acabo con el portón, amplio y con una altura de carga bastante baja.

A simple vista, parece bien resuelta la conversión a SUV del modelo del que procede. Nada queda exagerado y lo que en muchos otros
p1ait3ntco2hb13ubinqg195g61rcoches son simples adornos, en el 2008 son aspectos útiles y funcionales que pueden evitarte un disgusto en salidas al campo.

El interior lleva la genética del 208 por todas partes, desde el innovador puesto de conducción con un volante pequeño y cuadro de relojes por encima de este en el salpicadero, al que hay que acostumbrarse, hasta la disposición de los elementos.

Los asientos sujetan de maravilla, tienen una sujeción lateral excelente y para nada son incómodos con el paso de los kilómetros. Además, esto ya es personal, me parecen preciosos, échales un vistazo en la galería de imágenes.

Sentado en estos asientos de tela y cuero (en el acabado de nuestra unidad, Allure ) agarras el volante y ya te gusta, pequeño, con un grosor correcto y conduciendo, con un tacto estupendo. Luego tenemos el tema del diseño del cuadro de relojes. En este punto he de confesaros que me ha costado, bastante, acostumbrarme a su colocación. En un primer momento me daba la sensación de que no iba a encontrar una posición correcta y a mi gusto. El principal problema que veía era que no había forma de que el volante no me tapase alguna parte del cuadro de relojes. Después de unos días, por fin conseguí hacerme a ello. Un movimiento de asiento por aquí, un poco de volante por allá, y empecé a sentirme más cómodo. Y si lo piensas objetivamente, el tener los relojes más altos y más cerca de nuestra línea visual con la carretera, hace que desviemos menos la vista. Poco, pero todo ayuda.

El salpicadero está realizado en plásticos de un tacto blando y agradable hasta la mitad, más allá de la zona a la que no llegan nuestras manos habitualmente, el plástico es duro. En las puertas el material es similar al de esa parte que no tocamos del salpicadero. He de decir en su favor que no había el más mínimo crujido o “grillo” en la zona del salpicadero. Plásticos duros, vale, pero bien ajustados.

El salpicadero está presidido por la pantalla de 7″ (desde el acabado Active) desde la que tenemos acceso a las diferentes funciones como el Bluetooth, navegador, o la radio. Otra de las cosas que nos ofrece esta pantalla táctil, es el manejo de las diferentes Apps que tenemos disponibles para instalar en nuestro 2008. Gracias al Peugeot Connect (servicio de pago) esta pantalla nos muestra un portal en el que acceder a un variado catálogo de Apps que podemos instalar en nuestro coche.


p1ait3ntc74861qg1ajc1dgglj15El climatizador, que está situado bajo esta pantalla, es dual
, con lo que tú puedes tener tu temperatura ideal, mientras que tu acompañante puede tener la suya.

Entre los dos pasajeros ya cómodamente aclimatados, tenemos la consola central semi-elevada en la que además de dejar un par de bebidas, si son refrescos nos costará un poco colocarlos debido a que dan en el emplazamiento del climatizador, podemos dejar unas llaves en un práctico espacio con superficie antideslizante justo al lado de la rueda del Grip Control (luego te hablo de él). La palanca del cambio está terminada en cuero y aluminio, al igual que el curioso freno de mano. Como anécdota, te contaré que siempre había pensado que uno de los diseños que más me gustaban en lo que a freno de mano se refiere, era el del Renault Mégane II, bueno, pues este está a la altura en mi lista personal. Bonito, sí señor.

También tenemos en esta consola central y justo al lado del freno de mano, el botón con el que accionamos la cortinilla que deja a la vista el enorme techo de cristal. Quizás este botón de accionamiento de la cortinilla quede un poco retrasado según para quien… En mi caso se me hacía algo incómodo retrasar la mano tanto para accionarlo.

Este techo, que viene de serie en el acabado Allure, incluye una guías de luz LED que van en armonía con el resto de la iluminación del coche. Por ejemplo, los dos relijes del cuadro de mandos están adornados con esta iluminación LED. Y debo decirte que le da un ambiente al interior genial. Me encanta esta tendencia de las marcas de trabajar mucho el aspecto de la iluminación interior.

Para terminar con la consola central, mencionarte dos cosas; el hueco con cortinilla que tenemos al fondo y la conexión USB y AUX que están junto al mechero bajo el climatizador. El equipo de sonido no es una maravilla, hay en opción uno JBL, pero cumple con un sonido muy decente.

La guantera es de un tamaño justo, no es enorme, pero ni mucho menos de las pequeñas que haya visto en un coche de estas dimensiones. Viene bien rematada y con luz.

En las puertas podemos colocar una botella de agua grande, aunque debe ir inclinada. Si lo haces, acuérdate de cerrarla correctamente no vayas a encontrarte una sorpresa.

En el Peugeot 2008 las plazas traseras ofrecen un espacio correcto para dos adultos. ¿Y si tenemos que ir 3? Pues mientras
p1ait3ntcu1700io17ue1kfr1m602e no llevemos niños que vayan en una sillita podremos ir 3. Eso sí, justos de espacio, pero eso no debe ser una sorpresa para nadie, si necesitas más espacio que lo que ofrece este 2008 debes mirar en el catálogo de la marca a partir del 3008 si lo que quieres es además que sea un crossover.

La distancia hasta el techo es de 92 centímetros desde la base del asiento. Suficiente para no dar en el techo con espacio de sobra si, como yo, estás en el entorno de los 1,73 metros de altura. En cuanto al espacio a lo ancho, a la altura de los hombros tenemos 1,33 metros. Con estas medidas comprobamos que dos sillitas entran perfectamente, sin embargo, una tercera es imposible colocarla.

Aquí volvemos a uno de los aspectos que siempre destacamos, que es el espacio perdido entre puerta y SRI. Por lo general viene a ser de unos 7 centímetros de media, y es que esos 14 centímetros (7 en cada lateral) son la diferencia de poder llevar a alguien, o no, cuando llevamos dos sillitas en los anclajes Isofix enganchadas.

En este caso, quizás un adulto no entrase de todos modos, pero un niño que por ley ya no tuviese que usar SRI (recuerda que por ley esto sucede cuando el pequeño ya mide 135 centímetros, y también sabrás, que aquí siempre recomendamos dar este paso con 150 centímetros) entraría cómodamente.

Después de esta “reivindicación”, puedes ver que hemos colocado a nuestros pequeños probadores en dos sillitas del Grupo 2/3 y que están de maravilla. Anclados en ambos sistemas Isofix del  Peugeot 2008 (2 en los extremos de la banqueta trasera) tendrían espacio suficiente, tanto lateralmente entre ellos, como con el asiento delantero. Pueden mover las piernas libremente sin que les moleste el asiento delantero colocado en una posición cómoda para el pasajero de ese asiento.

Estos asientos delanteros cuentan con bolsas en el respaldo, no así con unas bandejas. En las puertas el espacio no es como el de las delanteras, aquí no cabe una botella de agua grande, pero sí de las pequeñas, o sea, de las de los niños. Así las tienen a mano.

En el respaldo de la banqueta no tenemos un reposabrazos en la plaza central. Esta plaza central es cómoda, sólo le veo una pega, y es que el cinturón nos queda muy escondido. Muy escondido debajo de nosotros, está muy centrado y al ocupar esa plaza nos hace que sea algo incómodo ponérnoslo.

p1ait3ntcfk2bjk9g93t9qlllpEn el suelo el espacio para los pies es correcto, podemos meterlos bajo los asientos delanteros. Entre los citados asientos, tenemos para los pasajeros traseros una toma de 12V.

La banqueta trasera no es deslizable longitudinalmente, pero sí podemos plegarla en dos partes (40/60) dejando una superficie prácticamente plana con el maletero.

Ya te he comentado que no tenemos un reposabrazos desplegable aquí detrás, por lo que no tendríamos acceso al maletero desde esta zona. En Peugeot han diseñado la bandeja trasera para que pivote desde la zona pegada al respaldo de la banqueta y así poder tener acceso, no muy cómodo, al maletero.

El maletero es bastante práctico, unas formas aprovechables, una altura de carga baja, 60 centímetros según nuestras mediciones y algún gancho para sujetar bolsas. Además, tenemos disponible la opción de colocar una red que va sujeta a 4 argollas en las esquinas. Además de algún hueco en el lateral, tenemos un doble fondo (22 litros) donde va alojada la rueda de repuesto.

En litros, el maletero del 2008 dispone de una capacidad de 422 ampliables si plegamos la banqueta trasera hasta los 1.400. En centímetros todos estos litros quieren decir que, el ancho es de 104 centímetros, el fondo de 76, 171 con la banqueta plegada y hasta el tope del asiento del copiloto. Esta es la longitud máxima que tenemos de carga en el coche ya que el asiento del copiloto en esta medición está colocado lo más cerca posible del salpicadero.

La altura disponible en el maletero es de 78,5 centímetros, 52 centímetros hasta la bandeja.

Es un maletero bien rematado, con una forma bastante aprovechable, sin nada que nos haga perder el espacio máximo que nos ofrece el 2008.

Como buen crossover que es, a la hora de ponernos en marcha y probarlo, era parte indispensable probarlo fuera del asfalto, y así hemos hecho.

Antes te hablaba del Grip Control, un sistema que permite que hagas alguna salida al campo con un poco de ayuda si te encuentras con un terreno un poco complicado.

El Grip Control permite al conductor elegir entre 5 modos de actuación de la tracción (delantera): Standard, Nieve, Todocamino, Arena y ESP Off.
p1ait3ntct140b61b1r1h1k1vsom2b

El modo Standard está destinado a condiciones normales en las que no hay problema de adherencia.

El modo Nieve adapta el control de traccióna cada una de las ruedas motrices dependiendo de la adherencia de estas. Por encima de 50 Km/h se desactiva y pasa al modo Standard.

El modo Todocamino asegura la circulación del coche por terrenos deslizantes transfiriendo el máximo par a la rueda que más adherencia tenga haciendo las funciones de diferencial de deslizamiento para asegurar que tu 2008 avance en estas condiciones. Funciona por debajo de 80 km/h.

El modo Arena lo que hace es permitir algo de deslizamiento para que el vehículo pueda avanzar sobre este tipo de superficies. Su funcionamiento siempre será hasta 120 Km/h.

Por último, el modo ESP Off nos permite desconectar totalmente el ESP y el Grip Control para que sea el conductor el que gestione todo. Funciona hasta 50 Km/h.

Su funcionamiento ayuda a que podamos salir airosos de algunas situaciones complicadas. En nuestro caso, lo probamos durante unos días de lluvia en Madrid, y te aseguro que las salidas al campo con él fueron muy satisfactorias. Con caminos embarrados, deslizantes, subiendo, bajando, el coche se comportó a las mil maravillas.

Subir una cuesta embarrada, deslizante, con unas roderas considerables fue toda una demostración del buen comportamiento de este coche y su sistema Grip Control. Te aseguro que esa ayuda a la tracción se nota cuando tenemos dificultades. Nos ha sorprendido para bien este Grip Control.

Hay que recordar que asociado al sistema Grip Control van los neumáticos M&S (Mund and Snow) específicos para condiciones adversas.

p1ait3ntcs1o9d1vc1beha451usi28Si salimos del campo y entramos en asfalto, el 2008 se comporta de manera ágil. En ciudad, su dirección directa, he tenido la sensación de que es muy inmediata, nos hace movernos rápido por las calles. Además, su volante pequeño ayuda a esa sensación de que el coche responde rápido a cualquier orden en el volante.

Los motores disponibles en la gama del 2008 son los siguientes:

En gasolina tenemos los motores Puretech que van desde el 1.2 de 82 cv y cambio manual de 5 velocidades hasta el 1.2 de 130 cv y cambio manual de 6 velocidades. Peugeot también nos ofrece una versión con cambio automático de 6 velocidades y 110 cv.

En diésel los dos 1.6 BlueHDi se ofrecen con dos potencias. Un 100cv con cambio manual de 5 velocidades y un 120 cv con cambio también manual, pero en este caso con 6 velocidades.

Nuestra unidad montaba el motor 1.6 BlueHDi 120 cv con caja manual de 6 velocidades. Su respuesta óptima la tenemos a partir de las 1.750 r.p.m que es donde el coche empieza a empujar con intención. El cambio tiene un funcionamiento suave, con una sexta que a mi gusto, podría ser algo más larga para ayudar a reducir consumos.

Estos consumos, en nuestro caso, haciendo una conducción completamente normal, quiero decir sin buscar consumos, se ha situado en los 5,7 litros. La cifra más baja que hemos obtenido (de media) cuando hemos querido buscar un consumo medio bajo, ha sido de 4,1 litros a los 100 kilómetros. Tenemos ayudas para bajar el consumo, como el indicador de cambio de marcha o el sistema Stop&Start con un funcionamiento muy bueno. Con esto, el 2008 consigue unas emisiones de tan solo 96g/km.

Las cifras oficiales nos hablan de un consumo mixto para este motor de 3,7 litros.

En ciudad bien, en carretas reviradas tampoco se comporta mal. La suspensión es más firme de lo que puedes pensar al ver que
p1ait3ntcj5o1ashsjngk51upq18 es un crossover. Ni mucho menos es una suspensión dura, pero como te digo, pensé que sería bastante más blanda buscando un comportamiento suave si salimos del asfalto.

Lo cierto es que en carretera no se comporta nada mal, es cierto que se notan las inercias debido a su mayor altura en comparación con su hermano pequeño, el 208, pero me ha gustado su comportamiento cuando apuramos un poco el coche.

La aceleración es de 9,6 segundos en el 0-100, no está mal… tampoco las recuperaciones, no vas a tener la sensación de que te falte empuje, ya que estos 120cv están siempre muy bien “organizados” y el coche sabe muy bien sacarles partido.

La insonorización interior es buena, ningún ruido excesivo aerodinámico que pueda molestar dentro del habitáculo.

En el acabado Allure contamos con un equipamiento muy completo, hablamos del acabado más alto del catálogo en esta versión (extras aparte).

Contamos entre otros, con regulador/limitador de velocidad, Park Assist, Techo solar, navegador, MP3, Encendido automático de luces y limpiaparabrisas, climatizador bizona, o los faros antiniebla con función cornering, asistente al arranque en cuesta Hill Asisst.

En materia de seguridad tenemos ABS, ESP, 6 airbags (el delantero del acompañante es desconectable) y 2 anclajes Isofix de 3 puntos.

Indicar que esta versión del 2008 acaba de quedarse “antigua” ya que se acaba de presentar un restyling y diseños aparte, indicarte que si antes el acabado más alto era este, el Allure, ahora hay una versión Gt Line que se sitúa por encima de este y que aporta una imagen más deportiva, tanto en el interior como con detalles en el exterior.


p1ait3ntckl37lvq145nva5flc1dLos precios (ya para el nuevo 2008) parten de los 16.500 euros para el acabado Active y llegan a los 21.100 euros de la versión Gt Line. Descuentos y ofertas aparte.

Nos ha gustado este Peugeot 2008. Sin duda, si nos vale con el espacio que nos ofrece y además nos gusta hacer salidas al campo en familia, el 2008 es una opción a tener en cuenta. Si necesitamos más espacio, podemos echar un vistazo a los modelos superiores ya que el 3008, en el mismo acabado, lo tenemos por unos 1.070 euros más. Y si ya necesitamos espacio el 5008 son 1.640 euros más que el 2008. Todo es cuestión de necesidades.

¿Te ha gustado? ¡compártelo!

El de aquí abajo es el que lo ha escrito...

Escribiendo sobre esto desde hace poco, pensando en esto, desde siempre… Cuando nací, lo primero que hice fue preguntar en que coche me llevaban a casa.

Deja un comentario

cinco × 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This