Probamos el Mitsubishi ASX. Compañero ideal.

0

El Mitsubishi ASX es uno de los modelos más importantes de la marca de los diamantes, y es que los SUV, como ya hemos dicho en cientos de ocasiones, están de moda y cada vez más, sin ninguna duda.

Mitsubishi nos ofrece un buen compañero de viaje, en esta ocasión ha sido una grata sorpresa la que me ha dejado después de unos días de convivencia con él. Nuestro acompañante ha sido el ASX 6AT Kaiteki 4WD. Esta versión monta el motor 220 DI-D de 150 CV asociado a una caja cambios automática de 6 velocidades y su precio es de 34.000 euros.

El ASX se renovó en 2013, aunque está presente en nuestro mercado desde el año 2010, añadiendo por ejemplo la parrilla “Jet Fighter” con el embellecedor cromado. Este frontal me resulta especialmente atractivo, sobre todo cuando incluye, como en nuestro caso, las luces diurnas LED rodeando los faros antiniebla que desde ese mencionado restyling cambiaron su posición.

Lateralmente podemos apreciar la línea ascendente a la altura de las manillas de las puertas (del mismo color de la carrocería). Como buen crossover, las barras de techo también están presentes.

Los retrovisores eléctricos vienen con los intermitentes LED integrados y son enormes, la visión es estupenda.

Su imagen es muy proporcionada, muy equilibrada en su conjunto, con un diseño que en general gusta. La parte trasera destaca por los grupos ópticos horizontales y un portón de unas dimensiones correctas. Más abajo tenemos una luz antiniebla central en el paragolpes trasero y la salida de escape cromada.

Te hablaba de su vista general, muy proporcionada. Su longitud es de 4,29 metros y tiene una anchura de 1,81 metros. Su altura libre al suelo es de 18 centímetros lo que le permite ciertas licencias fuera del asfalto. La distancia entre ejes se sitúa en los 2,67 metros, nada mal.

El ASX podemos situarlo por sus dimensiones en el segmento de los crossover compactos, con rivales como el todopoderoso Nissan Qashqai o el recién renovado KIA Sportage. Un combate de altura para este ASX, por cierto inspirado en los cazabombarderos.

Su interior está bien realizado, con materiales muy correctos, aunque algunos como la parte superior del salpicadero en plástico duro, me sorprenden teniendo en
p1ac2hamqr5pbbqa1mkq5pe1hf75cuenta precio y acabado de este ASX. La posición de conducción destaca por estar más elevada de lo habitual, cosa que a mí me gusta ya que la visión general del exterior es mejor.

Una vez sentados lo primero que me llama la atención es el volante, mejor dicho, lo que hay detrás del volante. Unas levas para manejar el cambio en su modo secuencial. Son perfectas, bastante grandes y muy bien colocadas. El volante está terminado en cuero e integra los botones del volumen, radio, control de crucero o del acceso a los comandos por voz. El cuadro de instrumentos integra una pantalla LCD multicolor entre los dos relojes que nos muestra la información sobre el estado del vehículo y toda la relativa al ordenador de a bordo. Para pasar entre las distintas opciones del ordenador de a bordo, debemos presionar un botón algo “escondido”, está detrás del volante (tardé un poco en encontrarlo…).

El volante es regulable en altura y en profundidad, por lo que junto a los ajustes eléctricos del asiento del conductor, la postura de conducción es muy buena.

Presidiendo el salpicadero tenemos la pantalla multimedia que integra el navegador y las distintas opciones del vehículo. Es táctil, con unos botones algo pequeños en pantalla y un menú que en general no es complicado de conocer. Me costó un poco acostumbrarme al navegador por su configuración de menús, pero si te haces con este ASX, solo es cuestión de un momento conocerlo perfectamente.

Bajo la pantalla multimedia se sitúa el climatizador automático que junto a la calefacción que llevamos en los asientos (conductor y acompañante) hace que estos días que ha vuelto el frío vayamos muy a gusto.

Separando a conductor y acompañante tenemos la palanca del cambio automático, terminada en cuero, y un par de huecos para colocar unos botes de refresco. También tenemos un hueco doble donde tenemos la toma USB para reproducir archivos multimedia, y una toma de 12V tipo mechero.

La guantera es refrigerada, y su capacidad es correcta, nada que sorprenda por tamaño, lo esperado para guardar documentación, chaleco y alguna cosa más. No entra una botella de agua grande, al igual que en las puertas, que aunque si cuenta con huecos, no son para una botella grande, sí para una de tamaño menor.

p1ac2hamr65p05fb1cqm1nr81pjj1bSi nos sentamos detrás, vemos que hay suficiente espacio para acomodarnos sin problemas. La plaza central será la más incómoda para viajes largos, aunque para trayectos cortos es bastante cómoda, aun teniendo reposabrazos central ya que suele hacer que ese respaldo sea duro, en este caso está muy bien rematado.

A la altura de los hombros tenemos 145 centímetros, esto hace que dos vayan muy cómodos, tres ya no tanto. La altura libre al techo es de 91 centímetros desde la base de la banqueta, suficientes para que sobre algo de espacio para alguien como yo que mide 1,73. Si miramos al suelo, vemos que hay suficiente espacio para colocar bien los pies, podemos colocarlos en el espacio bajo los asientos delanteros. Además el espacio para las rodillas no está nada mal.

La luminosidad en la parte trasera no es lo más destacado ya que la ventana nos deja un espacio iluminado algo justo debido a la cintura alta del ASX, pero podemos resolverlo si no nos parece suficientemente luminoso abriendo el techo panorámico que es bastante grande, y aunque no se abre el cristal, sí ilumina el habitáculo de manera destacada.

La banqueta trasera no se desplaza longitudinalmente, ni se reclina hacia atrás, pero tengo que decirte que la inclinación es buena, se va cómodo, y no sé si será casualidad, pero con dos niños dormidos en su SRI, ninguno cabeceaba.

Tenemos un reposabrazos con hueco para dos botes, una bolsa en el respaldo del asiento del acompañante, sí solo una. Y huecos en las puertas. La banqueta se pliega en proporción 40/60 y deja una superficie plana con el suelo del maletero. Una pena que no podamos acceder al maletero cuando desplegamos el reposabrazos.

Hemos colocado dos sillitas del grupo 2/3 en los anclajes Isofix que tenemos a nuestra disposición, dos concretamente. Cuentan con tercer punto de anclaje en el respaldo de la banqueta y no es muy complicado colocar las sillitas en el anclaje aun viendo que no tenemos guía. Con dos sillitas colocadas en cada extremo, la posibilidad de poner una tercera en el centro se antoja imposible, a no ser que vaya en alzador. Esta última opción desde aquí siempre la desaconsejamos ya que no llevamos a nuestro hijo protegido igual que con una sillita que protege los laterales. En el centro, con ambas sillitas ancladas, un adulto entra muy, muy justo debido a lo centrados de los Isofix, unos pocos centímetros (en este caso 8 centímetros desde el SRI hasta la puerta) que como en muchos otros modelos marcan la diferencia entre llevar a alguien o no. Esta opción nos puede valer para trayectos cortos.

Para dos niños el espacio es amplio detrás, aunque sí hemos echado en falta algún hueco en esta zona, o la posibilidad de tener bandejas en los
p1ac2hamr913v918c16m01vv2c0r1krespaldos de los asientos delanteros
. Por pedir…

El maletero tiene una capacidad de 442 litros, ampliables si lo necesitamos plegando la banqueta hasta los 1.193 litros.

Como siempre te pasamos todo a centímetros para tener una visión más clara del espacio. El ancho es de 99 centímetros, mientras que el alto hasta la bandeja es de 50 centímetros, 76 si medimos hasta el techo. El fondo queda en 81 centímetros, y si tumbamos la banqueta, que ya te he comentado que queda una superficie plana, podemos colocar un objeto de hasta 182 centímetros. Esta medida se ha realizado hasta el máximo que ha permitido el asiento delantero ya que este no se pliega.

La boca de carga está a 76 centímetros del suelo y tiene un hueco de 108 centímetros de ancho. En cuanto a huecos en el maletero del ASX, cuenta con un doble fondo donde tenemos el kit repara pinchazos, un gato y algún espacio para colocar algún pequeño objeto. En el lateral izquierdo tenemos un hueco de 12 centímetros de profundidad. En caso de tener que llevar algo sujeto en el maletero, hay 4 argollas de enganche situadas en las cuatro esquinas.

El subwoofer del espectacular equipo de sonido está en el lateral derecho y viene bien protegido para no sufrir algún golpe.

En marcha con este ASX, mi primera impresión ha sido de sorpresa, muy buen empuje desde abajo, un cambio automático de funcionamiento agradable, que aunque no es muy rápido, no peca de lentitud excesiva. La palanca del cambio sí me da la sensación de ser algo “ruda” en su movimiento. En esta unidad llevamos el 220 DI-D 150 CV, este motor tiene un par de 360 Nm entre 1.500 y 2.750 rpm. Acelera de 0 a 100 Km/h en 10,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 190 Km/h. En lo que a consumos se refiere, la cifra homologada es de 5,8 litros, aunque nosotros no hemos conseguido bajar del entorno de los 7,5 litros a los 100 en ningún caso. He de puntualizar que buscando una cifra de consumo baja, por autovía, a velocidades máximas de 110 Km/h, el consumo bajó a 6,4 litros a los 100 kilómetros.

p1ac2hamrat2n1n0d10g5u5f7r51qEs un coche cómodo, silencioso, con un buen aplomo. En carreteras reviradas su altura se hace notar, al igual que unas suspensiones que buscan ante todo comodidad. No defrauda ciertamente, ese equilibrio entre confort y efectividad está muy logrado. Con el motor de 150 CV tenemos potencia de sobra, no he sentido en ningún momento falta de empuje en ninguna situación, ni desde la parte baja del cuentavueltas donde responde de maravilla.

Tiene un modo de conducción Sport en el que manejamos el cambio desde las levas situadas tras el volante. Este modo Sport no es excesivamente “Sport”, pero bueno, es divertido llevarlo usando esas levas, que como ya te he dicho, son perfectas en tamaño y posición.

Nuestra unidad trae el sistema All Wheel Control que nos ofrece 3 sistemas de tracción: 2WD, 4WD y 4WD Lock.

Modo 2WD: el ASX es tracción delantera con lo que se consigue principalmente un mayor ahorro de combustible.

Modo 4WD: El reparto puede ir desde el 98% delante y el 2% detrás hasta un 50/50. Se controla electrónicamente.

Modo 4WD LOCK: El reparto de par queda en 50/50 permanentemente.

El cambio de modo de tracción antes se realizaba girando una rueda, ahora es mediante botón. Pulsamos y vamos pasando por los distintos modos.

No es un coche grande, por lo que su comportamiento, partiendo de que es un SUV, es bastante bueno, dinámicamente cumple de sobra para el uso que le va a dar el 90% de los clientes de un ASX.

Las motorizaciones disponibles para el Mitsubishi ASX son en gasolina el 160 MPI 117 CV 2WD asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades. En diésel la gama es más amplia ya que tenemos como punto de partida el 160 DI-D 2WD de 6 velocidades y 114 CV. Este también lo tenemos en 4WD como opción.

Después pasamos al que monta nuestra unidad de pruebas, el 220 DI-D 4WD 150 CV con transmisión automática de 6 velocidades.

El ASX se presenta con tres acabados disponibles:

Challenge, que es el acabado de acceso y que ya incluye de serie elementos como el Sistema de monitorización de la presión de los neumáticos, volante
p1ac2hamqv1h7r143aftse7hromky pomo del cambio en cuero, sensor de lluvia, encendido automático de luces o el climatizador automático, control de crucero o el radar trasero. Como ves de base ya viene muy bien equipado.

Si subimos un escalón nos encontramos el acabado Motion que añade al Challenge entre otras cosas faros de Xenón, luces diurnas LED, equipo de sonido con pantalla táctil, barras de techo, sistema de apertura sin llave, llantas de 18″ o el techo panorámico.

El tope de gama lo encontramos en el acabado Kaiteki que cuenta, además de lo que lleva el acabado Motion, el Sistema de navegación multifunción MMCS con pantalla táctil de 7″, el potentísimo equipo de sonido firmado por Rockford Fosgate (esto hace que lleves en tu ASX 710 W y 9 altavoces), tapicería de cuero, asientos delanteros calefactables con regulación eléctrica para el del conductor.

Si optamos por este acabado Kaiteki con el motor 220 DI-D de 150 contaremos también con el cambio automático, las levas y el sistema All Wheel Control.

Su precio parte de los 20.900 euros del ASX Challenge 2WD 160 MPI 117 CV hasta los 34.000 euros del ASX 6AT Kaiteki 4WD 220 DI-D 150 CV.

Sorprendido, ese es mi resumen respecto al ASX. Un crossover que me ha gustado por su equilibrio, y aunque por circunstancias no hemos podido hacer una salida con él al campo, estoy seguro de que cumple. La mayoría no lo usará nunca fuera del asfalto, pero si queremos podemos hacerlo con el ASX. La opción del sistema de tracción All Wheel Control es interesante si se piensa salir por caminos, si no, el coche puede cumplir de sobra con el 160 DI-D. Además, el equipamiento desde la gama de acceso es bastante completo.

Para mí, sabiendo elegir la versión que más nos interesa, es un muy buen compañero para nuestro día a día.

¿Te ha gustado? ¡compártelo!

El de aquí abajo es el que lo ha escrito...

Escribiendo sobre esto desde hace poco, pensando en esto, desde siempre… Cuando nací, lo primero que hice fue preguntar en que coche me llevaban a casa.

Deja un comentario

16 − cinco =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This