Probamos el Mazda5. Espacio a la japonesa.

0

El Mazda5 es un monovolumen distinto, práctico, muy funcional y además es un familiar en el que se ha buscado mantener una actitud dinámica de la que Mazda siempre ha presumido en sus vehículos.

El Mazda5 está basado en el lenguaje de diseño Nagare, que en japonés significa fluidez. Sus 4.58 metros no están reñidos con esta “fluidez” ya que el Mazda5 es un monovolumen que además de espacio, nos ofrece una conducción muy agradable si a la vez que “desplazarnos” buscamos disfrutar del placer de la conducción.

Su diseño exterior conjuga dinamismo con sensación de espacio gracias a su línea de cintura que asciende ligeramente desde la zona delantera hasta la zona trasera. Esta línea marca también la configuración interior del Mazda5 ya que como veremos más adelante los asientos están dispuestos de forma ascendente. Su frontal cuenta con la nueva imagen de Mazda en la que destaca el spoiler delantero con forma de labio y la gran toma de aire que preside todo el frontal. La anchura frontal se acentúa con los faros antiniebla situados a ambos extremos sobre fondo negro.

Pero lo que más nos llama la atención es su línea lateral donde el diseño ascendente se hace visible. Esa fluidez antes nombrada se ha querido destacar con tres
p18fpmob1n1rpb1t5p85qd8a1pvbd discretas líneas que recorren el lateral como si de flujos de aire se tratase y que suben desde la aleta delantera hasta el carril de las puertas correderas. Y este es otro aspecto muy positivo del Mazda5, las puertas correderas. Me encanta ver las soluciones que los fabricantes encuentran para disimular el carril por el que esas puertas correderas deben deslizarse. Normalmente se usa la línea entre el cristal y la chapa del vehículo, aprovechando el fondo negro para situar ahí el carril y que no rompa la estética del coche, pero en este caso este carril guía se une con las ópticas traseras dándole un aspecto muy fluido. Es verdad que uso mucho la palabra fluido, fluidez…pero es que esa es la sensación que me da este Mazda5 por todo su exterior.

La parte trasera nos ofrece un gran portón para un fácil acceso al maletero. Las ópticas traseras surgen desde la parte central del portón y van hacia delante marcando la línea que te comentaba de las guías de las puertas correderas. En conjunto exteriormente el Mazda5 es un vehículo atractivo, con una imagen ágil que se ve reforzada en este caso por unas llantas de 17″ de serie para este acabado. Seguramente le quedarían muy bien unas barras de techo. Nos ha parecido muy curiosa la situación de la antena, que si uno es un poco maniático de las simetrías le rechinará ver que no está situada en el centro del techo, sino en un lado…

Ya en el interior el Mazda nos ofrece unos acabados correctos. No es un coche europeo, pero tampoco un americano. Me explico. Normalmente una gran diferencia entre los coches europeos y los demás es el cuidado interior. Los vehículos asiáticos suelen ser más detallistas en este aspecto que los americanos por ejemplo, pero no se llega al nivel que se ofrece en marcas europeas… Esto no quiere decir ni mucho menos que este Mazda esté mal rematado interiormente. Su interior es muy funcional, con mandos a la vista y una sencillez de uso que hace que estemos cómodos desde el primer momento.

p18fpmob1rmiqboh1dro1h5b1ck0vContamos con volante multifunción y una palanca de cambios situada en una posición idónea para manejarla desde el apoyabrazos que tenemos en el asiento, tanto en el nuestro como en el del acompañante y los pasajeros de la segunda fila. En el salpicadero predominan los plásticos duros. Cuenta con una pequeña pantalla en su parte superior donde el Mazda nos muestra la información del ordenador de a bordo, así como temperatura exterior, hora… Más abajo tenemos el navegador TomTom integrado que incorpora de serie este acabado y que incluye una entrada AUX. En la puerta están los controles de las ventanillas y retrovisores. Los asientos son muy cómodos y sujetan correctamente, además podemos regularlos tanto longitudinalmente como en altura. También podemos regular la inclinación del respaldo. Una pega que le sacamos al asiento del acompañante es que no se pueda abatir hacia delante quedando plegado para poder llevar objetos largos si nos hiciera falta.

La guantera cuenta con dos alturas y es bastante amplia, además incorpora una toma USB así como otra RCA (las de siempre de tres colores rojo, blanco y amarillo).

En la parte trasera el espacio con el que contamos es de 140 cm de anchura a la altura de los hombros. Esto se traduce en tres plazas, aunque la central es notablemente más estrecha. Como te comentaba antes, toda la línea ascendente que se muestra en el exterior del vehículo se ve reflejada también en el interior y es que esta segunda fila de asientos está elevada con respecto a las plazas delanteras para mejorar la visibilidad de los ocupantes de éstas. Te puedo asegurar que aunque no es mucho lo que suben, es suficiente para que uno de nuestros “probadores benjamines” nos haya confirmado que ve muy bien la carretera.

Los asientos podemos desplazarlos longitudinalmente hasta 27 centímetros, dato importante si tenemos en cuenta que hay otras dos plazas más atrás. También
p18fpmob1mkq93ik1k8e1nr4ni7a tenemos inclinación del respaldo hasta un máximo de 50 grados. Ahora bien, el punto más destacable de estas plazas traseras es el sistema Karakuri, que si bien es una palabra que de primeras no te dice nada, te aseguro que si te haces con un Mazda5 no se te olvidará por lo que ello conlleva en cuanto a funcionalidad. En japonés Karakuri son figuras autómatas o muñecos mecanizados que suelen esconder sorpresas o trucos para llamar la atención del espectador, pues bien, aquí tenemos esas sorpresas ocultas. La plaza central es más estrecha que las dos exteriores y hace las funciones de apoyabrazos si plegamos el respaldo hacia delante, además podemos plegarlo a un lado. La base de esta plaza central se puede “esconder” en la base del asiento izquierdo que se levanta y que junto al plegado del apoyabrazos nos deja una configuración de 2 plazas centrales. Esto nos permite tener un “pasillo” central que nos da acceso a las plazas de la tercera fila (algo estrecho para adultos, pero los niños pasan perfectamente). Además tenemos un accesorio que podemos colocar entre las dos plazas que incluye una bolsa de red y dos portalatas o vasos para los dos ocupantes. En configuración de dos plazas es como mejor se va, con los apoyabrazos y la regulación del respaldo, la posición es muy cómoda. Además sólo podemos colocar dos sillitas.

Cuando llevamos a los niños ahí sentados la sensación de comodidad para ellos es notable. Cuentan con bandeja plegable y bolsas en los respaldos delanteros. Y al igual que criticamos los fallos que hay en este tipo de bandejas muchas veces, en este caso sólo podemos decir cosas buenas sobre su practicidad. El posavasos lleva un tope inferior que lo asegura, está situado a una distancia correcta del respaldo, permitiendo colocar cualquier bebida que entre por diámetro. Además el borde de la bandeja es elevado, evitando que se caigan los objetos o algo de líquido. Y para terminar, la altura de la bandeja junto a la regulación del asiento en longitud hace que los niños queden a la altura perfecta para pintar, merendar o jugar con el iPad… Como ves nos ha gustado.


p18fpmob1l1vrj6uojvjlo1o8c5Como te hemos dicho sólo caben dos sillitas en las plazas traseras, pero no te preocupes porque en la tercera fila puedes poner otras dos si te hiciera falta
. En la segunda fila contamos con dos anclajes Isofix en las plazas de los extremos y su respectivo Top Tether (tercer punto de anclaje) en la parte trasera. Nosotros hemos colocado sin problemas dos SRI: la Q-Retraktor Fix del grupo 1 y la Protector Fix del grupo 2-3 de Casualplay. A nivel de sillitas y ocupación infantil, estas dos plazas son muy correctas. Ya para otros usos quizás se les podría sacar la pega de que los asientos no se pliegan completamente hacia delante. Dos adultos van muy cómodos en configuración de dos plazas, ya no tanto con la plaza central en uso. El suelo dispone de espacio suficiente para los pies pudiendo colocarlos bajo el asiento delantero ya que hay espacio. Aquí quiero que sepas que si eres de los que tiene que llevar a los niños a ballet, baloncesto, fútbol o cualquier otra actividad escolar y tienes que esperar, el Mazda5 te ofrece una posición relax digna de las grandes berlinas de representación. Moviendo un poco el asiento delantero y otro poquito el trasero, creas un rincón de lectura que hará de esos ratos de espera una gozada. Lo puedes ver en nuestro vídeo.

Te contaba que tenemos 27 centímetros de movimiento longitudinal en estos asientos, no te voy a engañar, son justos para tener acceso a las plazas traseras, aun plegando hasta donde se puede el asiento. Recuerda que puedes tener un pequeño pasillo central también. Estas plazas traseras son totalmente válidas para niños y mayores. No son para llevar a un adulto 5 horas de viaje, pero no son incómodas en trayectos no tan largos. La altura hasta el techo es de 88 centímetros y la anchura de 104 centímetros, no está mal y como siempre os decimos, al final los que siempre quieren ir detrás son los más pequeños. En esta tercera fila contamos con portalatas en ambos lados.

Para salir de estas plazas contamos con un tirador situado en el respaldo de la segunda fila para que desde la tercera lo podamos plegar y salir. Aquí cabe destacar que tanto para entrar como para salir el hecho de contar con puertas correderas es una gran ayuda por el gran hueco que dejan. Sin duda este tipo de puertas son muy prácticas en ciertas situaciones como aparcamientos estrechos, ya que en el Mazda5 sólo sobresalen del coche 16 centímetros. Sí es cierto que con este tipo de puertas hay que tener especial cuidado en las zonas en pendiente. Éstas en concreto llevan un sistema de enganche en su recorrido final bastante bien resuelto, no se nos ha soltado en ninguna de nuestras pruebas, pero ojo en las pendientes con estas puertas, ya que por inercia se le pueden cerrar a un niño si la cierran ellos. Por esto, aunque es más caro, como recomendación siempre que sea posible, eléctricas. Evitamos esos cierres involuntarios y además llevan un sistema de seguridad que evita posibles lesiones gracias a unos sensores táctiles incorporados en todo el lateral.

El maletero es una de las grandes bazas de este Mazda5. Sí hay que tener en cuenta que si usamos las 7 plazas el maletero que nos queda es realmente justo, 158
p18fpmob1l19vu335laq1r6t11hp7 litros
. Como máximo podremos disponer de 1.485 litros con los asientos de la segunda y tercera fila abatidos. Vamos a verlo como siempre en centímetros…Un ancho de 104 cm y un fondo que en su menor medida (7 plazas) es de 35 centímetros. En configuración de 5 plazas tenemos 101 centímetros de fondo con los asientos de la segunda fila retrasados al máximo y de 129 centímetros con estos asientos en su posición más adelantada. El alto del maletero es de 83 centímetros y la boca de carga se sitúa a 62 centímetros del suelo, bastante bien a la hora de cargar objetos algo pesados.

Aún siendo el maletero bastante reducido cuando usamos las 7 plazas, tenemos opción de llevar una sillita. Nosotros hemos contado con la estupenda sillita de paseo Livi de Casualplay. Una silla ideal para este tipo de maleteros ya que gracias a su gran capacidad de plegado nos cabe perfectamente.

El suelo del maletero queda prácticamente plano. Cuenta con toma de 12 voltios a la izquierda así como un par de huecos con tapa en ambos lados. Bajo el suelo tenemos un hueco donde va el kit reparapinchazos y los triángulos.
A la hora de ponernos en marcha con el Mazda5 la linealidad y el tacto de conducción típicos de Mazda se hacen notar. A esto en Mazda lo llaman principio “Toitsu-Kan”.

Esta versión de pruebas de la que disponemos monta el propulsor 1.6 CRTD de 115CV. Un motor diesel con un refinamiento excepcional, que mueve perfectamente el Mazda5 incluso con la familia al completo disfrutando del viaje. Tiene un par motor de 270 Nm disponibles desde bien abajo. Me ha sorprendido su buen comportamiento en general, no es ruidoso (Mazda ha trabajado de nuevo la insonorización en este último Mazda5). La marca homologa un consumo de 5,2 litros aunque a nosotros el consumo medio se nos ha puesto en 6,4 litros. Una cifra muy decente si tenemos en cuenta que pesa 1.415 Kg en vacío.

El 1.6 CRTD viene asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades y sus emisiones de Co2 se han reducido en un 13,2 % quedando en 138 g/Km con lo que cumple la normativa Euro 5.

p18fpmob1p15rbpcbsvq1img1q95pSu dinámica de conducción es muy agradable, con una buena estabilidad gracias a su distancia entre ejes (2,75 metros) y una dirección que responde rápido a nuestras indicaciones (2,9 vueltas de volante entre topes). La suspensión trasera multibrazo y la delantera McPherson con amortiguadores bitubo buscan esa linealidad en su comportamiento que se refleja a la hora de forzar “un poco” el monovolumen japonés.
La seguridad en el Mazda5 nos la dan sus 6 airbags de serie (delanteros, laterales y de cortina), el ABS de cuatro canales, el EBD, el control de tracción así como el ESS que advierte a los vehículos en caso de frenada brusca haciendo parpadear rápidamente las luces de emergencia. Además este Mazda5 incorpora el sistema de priorización de frenos, que da prioridad al pedal de freno sobre los demás.

Los acabados disponibles en este Mazda son Pulse, Style, Iruka y Luxury. El acabado Pulse incluye de serie retrovisores eléctricos, aire acondicionado, asiento del conductor ajustable en altura, siete asientos con funcionalidad Karakuri, volante multifunción y una toma AUX con la que podemos conectar reproductores MP3.

En el acabado Style se añaden elementos como el control de crucero, ordenador de a bordo, sensores de lluvia y luces, faros antiniebla delanteros, cristales tintados, llantas de aleación de 16″, así como sensor de aparcamiento.

Entre este y el más alto tenemos el acabado Iruka que le suma navegador Tom Tom Sanyo, asientos con costuras rojas, colín de escape , 7 plazas o parrilla deportiva entre otros.

El acabado más alto Luxury dota al Mazda5 de puertas correderas eléctricas, faros de xenón, Bluetooth y llantas de aleación de 17″ a las que va unida el control de
p18fpmob1scn51qai11gq1m631hh718 presión de neumáticos.

¿Cuánto nos cuesta un Mazda5?

La unidad que tenemos en nuestras manos tiene un precio de 25.310 euros con los extras y sin ningún tipo de promoción. Recordemos que ya está activo el Plan PIVE 5 y en este caso al contar con 7 plazas las familias numerosas pueden beneficiarse de un descuento de 3.000 euros.

Los precios desde los que parte el modelo japonés son de 23.460 euros para el Mazda5 2.0 iStop 150CV Style y hasta los 26.510 euros de la versión 1.6 CRTD 115CV Luxury.

Si queremos asegurar nuestro Mazda5, en Mutua Madrileña nos ofrecen un seguro a todo riesgo para un conductor mayor de 30 años con más de 10 años de experiencia por 750 euros sin franquicia.

El Mazda5 nos ha sorprendido por su placer de conducción y sus sensaciones ya que, aunque es un monovolumen, su agilidad es notable. Además el interior ofrece una modularidad distinta a lo que estamos acostumbrados y donde todos los ocupantes van realmente cómodos. Sin dejar de apuntar la comodidad que supone contar con puertas correderas.

En definitiva, un monovolumen distinto, que te convencerá sin duda…igual que a nosotros.

Recuerda que el precio de este Mazda5 y otros modelos los tenéis en nuestra web amiga www.quieroestecoche.com

comparador de coches

¿Te ha gustado? ¡compártelo!

El de aquí abajo es el que lo ha escrito...

Escribiendo sobre esto desde hace poco, pensando en esto, desde siempre… Cuando nací, lo primero que hice fue preguntar en que coche me llevaban a casa.

Deja un comentario

doce − cuatro =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This