Nuevo Renault Espace, diseño SUV más familiar.

0
Por fin nos hemos puesto a los mandos del nuevo Renault Espace, uno de los coches que más ganas tenía de probar. ¿Por qué?, te lo cuento…
El nuevo Renault Espace es nuevo de verdad, desde su concepto, hasta los evidentes cambios que podemos apreciar exteriormente y en un interior mucho más avanzado en todos los aspectos. Siendo uno de los precursores de los grandes monovolúmenes, el Espace ha podido presumir desde sus inicios de ser uno de los familiares que mejor pueden llevar a toda la familia.
Su espacio interior, su luminosidad, su modularidad… todos estos aspectos eran notables en el Espace. Había cosas que se podían mejorar, seguro, pero en general, la nota otorgada por los clientes era alta.
Ahora todo ha cambiado en esta quinta generación del Espace.
Sus dimensiones, también han cambiado, su longitud llega los 4,86 metros y la anchura es de 1,89 metros. Posiblemente, donde veamos más diferencia es en su altura, ya que con 1,68 metros de alto es 4 cm menor que el anterior Espace, aunque su altura libre al suelo es mayor, concretamente 4 cm llegando este nuevo Espace a los 16 cm. Además, su batalla de 2,88 metros hace que se le suponga una buena habitabilidad interior, así como aplomo en carretera.
Como puedes ver en las imágenes este nuevo Espace viene con aires de SUV. Un frontal poderoso que cuenta con el nuevo diseño de la marca francesa, y unos laterales más ensanchados, junto a la mencionada altura libre al suelo, hacen que muchos vean en él un crossover más que un monovolumen, y en realidad eso es lo que Renault pretende sin ningún tipo de discreción. El segmento SUV está de moda.
Más allá de lo que vea cada uno, el salto en cuanto a diseño exterior es evidente, detalles como algunos cromados exteriores, o las enormes llantas de hasta 20
p1a31v4ljf1p4g1cjd1vh410nsthjfpulgadas le alzan un escalón por encima de la generación anterior en cuanto a calidad. Una línea de cintura más alta, o la luna delantera más inclinada, le aportan dinamismo. En cuanto a diseño, como puedes ver, nada que ver.
Su frontal es alto y está presidido por el logo Renault en el centro. Los faros alargan la parrilla frontal hasta unirse con las aletas, mientras que la parte baja de ésta aloja las luces antiniebla en los extremos. En este nuevo Espace las luces diurnas toman protagonismo, ya que ahora sí tienen un diseño (en forma de C) que lo hará más reconocible y cuentan con tecnología full LED. La cintura, como te decía, es alta, dejando una zona acristalada que a priori puede parecer escasa, y en cierto modo lo es si lo comparamos con las anteriores generaciones. Por eso es muy recomendable, aunque es una opción que cuesta 1.157 €, montar el techo panorámico que aporta una luminosidad destacada al interior de este monovolumen, bueno SUV, o crossover…
Si nos fijamos en su techo, en su parte final tiene una muy ligera caída que le aporta una visión más dinámica a todo el conjunto sin mermar la habitabilidad interior. Aun teniendo esa caída, el final del techo se une de forma casi horizontal al portón, formando prácticamente un ángulo de 90 grados. Esto permite que el nuevo Espace disponga de un ángulo de apertura amplio para acceder al maletero, que además, es de apertura eléctrica. Las formas de este portón, muy cuadradas, hacen que podamos aprovechar al máximo la boca de carga.
En esta ocasión, vamos a probarlo como se merece, en familia, poniéndolo a prueba con 3 pequeños probadores.
Nada más acercarnos, el Espace nos saluda encendiendo las luces de día y las traseras, además de que los retrovisores se despliegan y parpadean indicando que está listo. Los niños me preguntan si le he dado yo al botón de la llave, les cuento que no, que es muy listo y sabe cuándo estamos cerca…
Ellos al ver que está abierto salen corriendo hacia la parte trasera, buscando el mejor sitio de esa amplia zona donde sentarse. La cosa no es difícil, cuentan con 3 asientos individuales, e iguales, en esa segunda fila. Pero enseguida se fijan bien, y ven que tengo desplegados los dos asientos de la tercera fila (en opción por 991 € en este acabado Initiale ya que son en cuero, en otras versiones, 743.80 €) y buscan como llegar a ellos.
Mientras, nosotros vamos colocando la sillita de Izan, el mediano, en el asiento central de la segunda fila, que ya sabemos que siempre prefiere ir algo más desahogado de espacio.
Colocar la sillita en esta segunda fila es muy cómodo, tenemos espacio de sobra entre esta y los delanteros. Cuentan con Isofix las tres plazas, y aunque no tienen una guía para facilitar la conexión de la sillita, no es una tarea difícil. Mientras tanto Iago y Nilo han conseguido sentarse en las plazas de la tercera fila. No les ha resultado complicado, el tirador de los asientos exteriores de la fila central adelanta y hace pivotar el asiento para acceder a las dos plazas extras. Han corrido mucho, tenemos que poner las sillitas primero…
No tienen mal acceso para un adulto, y mientras coloco una de las sillas, en estas plazas no hay Isofix, veo que la altura en esta zona no está mal, no me tengo que agachar una barbaridad para no darme con la cabeza en el techo. Es más, me siento para probarla, y es más cómodo de lo que pensaba. Yo con mis 178 cm no doy con el techo, eso sí, por poco. El espacio para las piernas sí es muy justo, y las rodillas me quedan muy altas debido a la poca altura del asiento con respecto al suelo.
Iago me dice que yo conduzco, pillo la indirecta y salgo de su “reservado” no sin antes colocar la otra sillita. Listo, coloco el asiento en su sitio, aseguro a Izan, que a última hora ha decidido cambiarse a ventanilla en la fila central.

p1a31v4ljf19181gtd1lfc1rta1u2j1aLos padres nos sentamos delante, y lo primero que noto es la comodidad de los asientos
, muy ergonómicos y con pinta de sujetar bien en curvas. El aspecto general del interior es bueno, muy bueno diría yo. Te decía que esta unidad viene con el acabado Initiale Paris, y eso hace que el interior sea de primera. Tenemos el volante multifunción en cuero, así como los reposabrazos o las contrapuertas. Además, tenemos la referencia a este acabado en la parte superior del respaldo de los asientos, en la parte baja del volante, en los umbrales de las puertas, y fuera la palabra Espace no aparece por ningún sitio, en su lugar aparece esta denominación exclusiva.
Mi mujer antes de nada, me pregunta por la conexión USB, viendo el interior da por hecho que la hay, y así es. Abro la cortinilla que da acceso a un hueco de la consola central que nos separa y conecta el MP3 con la selección musical de los niños en una de las dos tomas USB que hay además de otra AUX y una para tarjetas SD. La pena es que esas tomas no estén puestas de modo que podamos conectar algo y poder cerrarlo.
Nos abrochamos el cinturón y compruebo además, que los niños están abrochados por medio del indicador que tenemos en el cuadro de instrumentos totalmente digital y personalizable.
Arrancamos, y mientras yo voy eligiendo la configuración del Espace, mi mujer va colocando su asiento a su gusto. Realce, sujeción lumbar, inclinación del respaldo, del cojín, avance o retroceso de 24 centímetros… todos estos reglajes son los que podemos controlar eléctricamente desde los botones situados en el lateral. Imposible no encontrar la postura ideal para ir cómodo/a en el viaje. Yo ya tenía mi posición reglada ya que la tenía memorizada de antes en una de las seis memorias que podemos guardar.
Durante los primeros kilómetros para salir de mi localidad, callejeando, noto lo bien que funciona el sistema 4Control en giros cortos a poca velocidad. Este sistema 4Control (de serie en el acabado Initiale, y con un suplemento de 1.818 € para la versión Zen. Incluye además amortiguación pilotada y llantas de 19” Quartz. En el acabado Life no es posible montarlo) ya pudimos verlo en el Laguna III donde fue la primera vez que se montó. El sistema hace que las ruedas traseras giren en sentido contrario a las delanteras con un máximo de 3,5 grados y hasta 50 Km/h en modo confort, 60 Km/h en modo neutro y 70 Km/h en modo sport, esto permite unos giros más cerrados en ciudad. Si superamos este umbral, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras dotándole de un aplomo extra a la hora de trazar curvas.
Una vez en carretera abierta decido poner el Espace en modo Sport, y el sistema Multisense se encarga de dirigir esta orquesta de cambios que se producen. Te cuento.
El sistema Multisense, es como un buen relaciones públicas, hace que todo esté a tu gusto y te sientas, sea cual sea tu necesidad, a gusto. Actúa sobre la
p1a31v4ljfpod7mkkrh3rnhgn1csuspensión pilotada, la dirección, el cambio EDC, en los instrumentos de a bordo, sonoridad del motor y por supuesto en la iluminación interior del coche. Todo cambia según el modo que hayamos elegido de las opciones que nos ofrece; Eco, Confort, Neutro, Sport y un nivel totalmente personalizable.
En el modo Eco, todo se ajusta para que el Espace sea lo más eficiente posible, el acelerador es menos directo, la dirección es más suave y la suspensión, por ejemplo, queda en modo confort.
El modo Confort mantiene suspensiones igual que en Eco, pero motor y pedal de acelerador vuelven a funcionar de forma normal.
El modo Neutro varía la dureza de la dirección y de los amortiguadores.
Si optamos por el modo Sport, puedes imaginar lo que sucede… dirección más firme, así como la suspensión, que también endurece buscando la mayor estabilidad. El 4Control actúa a pleno rendimiento en este modo, ya que en los otros, va aumentando su rango de trabajo de menos a más desde Eco hasta Sport.
Algo curioso, aunque a los habituales de Renault no les sorprenderá, es la modificación del sonido que percibimos en el interior del Espace cuando estamos en modo Sport. Por medio del R-Sound el sonido del motor nos llega modificado haciendo que suene más deportivo. Ojo, algo discreto, no esperes el sonido de un coche de rally.
La iluminación interior varía también dependiendo del modo. Verde para el Eco, rojo para el Sport, azul para el modo Confort, beige para en modo Neutro y violeta para el modo Perso.
Bárbara se encarga de ir poniendo nuestro destino en el navegador, todo lo tiene a mano y centralizado en el R-Link 2. El R-Link 2 es el centro neurálgico del Espace, también de los últimos y próximos Renault. Esta pantalla de 8,7 pulgadas y capacitiva, nos permite controlar multitud de sistemas y opciones del coche. Desde el citado sistema de navegación, hasta la climatización, incluida la de los niños que van detrás, o los distintos modos de configuración que te contaba antes. Ni que decir que teléfono, sistema multimedia, o climatización también se maneja desde ahí.
Mientras seguimos camino de nuestro destino, yo he aprovechado para ponerme un poco más cómodo mientras vamos sumando kilómetros. Qué mejor que activar la opción de masaje que Bárbara y yo tenemos en nuestros asientos. Accedemos por medio del R-Link y la cosa empieza a ser bastante más relajada.
Te recuerdo que llevo el Espace en modo Sport, creo que el momento me pide un cambio. Ponemos el modo confort e intento disfrutar del camino. Miro por el espejo interior y veo a los niños entretenidos, a sus cosas, mirando por la ventana uno, bajando y subiendo la cortinilla integrada de la puerta otro, y otro buscando formas en las nubes que ve a través del enorme techo de cristal. Así que yo me concentro en la carreta y en la conducción…
p1a31v4lk49rv1ohjt9k68195d23Llevo el cambio automático EDC junto con el 1.6 dCi de 160 CV, un motor que cuenta con la tecnología Twin-Turbo de Renault y que mueve bien el Espace. Ya estás viendo que vamos 5 en el coche, aunque tres son niños, y vamos con poco equipaje, en realidad una mochila y poco más, ya que el Espace con las 7 plazas dispuestas nos deja un maletero bastante pequeño  (247 litros). Pues no noto falta de potencia, en general va bastante bien, quizás algo perezoso antes de las 1.700 rpm. El cambio es Shift by Wire eléctrico, es decir, no hay contacto físico con la caja de cambios. Funciona bien este cambio EDC, me ha gustado especialmente el funcionamiento en modo Sport, donde lo noto más instantáneo. La palanca, como puedes ver en la galería, es de clara inspiración aeronáutica y personalmente me encanta.
El 1.6 dCi EDC Twin Turbo cuenta con una potencia de 160 cv y un par de 380 Nm disponibles a partir de 1.750 rpm. La tecnología Twin-Turbo nos ofrece dos turbos para poder ofrecer una buena respuesta tanto cuando vamos en la parte baja del cuentavueltas, como cuando vamos en la zona alta. Asociado a la caja automática EDC de 6 velocidades, como te decía, hasta las 1.700 rpm, aproximadamente, lo noto algo bajo, posiblemente más por el cambio que por motor… Este motor hace que el Espace pare el 0 a 100 en 9,9 segundos y su consumo homologado es de 4,6 litros a los 100 kilómetros. Sus emisiones de 120 g/Km le permiten estar exento del impuesto de matriculación.
Aprovecho para visualizar mi progresión en cuanto a consumos y veo que la cifra que me indica el ordenador de a bordo es de 6,5 litros. Esta cifra después de unos días con el Espace bajó a los 5,8 litros buscando una conducción eficiente y rodando en la mayoría de los trayectos en modo Eco. Ya si nos movemos mayoritariamente en recorridos urbanos, es fácil llegar a superar los 7,5 litros a los 100 km.
La suspensión pilotada va realmente bien con este Espace, le hace firme en el momento justo, y más confortable cuando se necesita. Cómodo, quizás algo más seco de atrás de lo esperado a la hora de abordar badenes, pero nada que resulte molesto en ningún momento. Los pequeños que llevo detrás te aseguro que cuando notan algo brusco detrás, lo dicen.
Vuelvo a echar un vistazo al espejo y veo que todo sigue en calma por detrás, van entretenidos, aunque Izan, que va en la segunda fila, me dice que quiere la Tablet. Su madre abre la guantera para dársela y que vaya entretenido con los famosos “Pájaros enfadados”. Esta guantera es amplia, tipo cajón, como ya vimos en el Kadjar, pero yo le veo un defecto, y es que sale tanto, para dejarnos todo a mano, que siempre da en las rodillas del pasajero, por lo que tienes que abrir las piernas para que abra del todo, a no ser que vayas con el asiento bastante retrasado. Le damos la Tablet, y llega la pregunta que desde el primer día sabía que me harían, ¿Papá, no tiene bandeja? Pues no. Se echan de menos en algunos momentos.
Vuelvo a concentrarme en la conducción. Los sistemas de ayuda a la conducción son un salto impresionante con respecto a la anterior Espacep1a31v4lke1ige3q112s4lao1ohh2q
Control de crucero adaptativo, frenada de emergencia asistida, alerta por cambio involuntario de carril, alerta de distancia de seguridad, alerta de exceso de velocidad por reconocimiento de las señales de tráfico, aviso de ángulo muerto, ayuda al aparcamiento, Easy Park Assist, cambio automático de luces carretera/cruce, como ves, todo esto hace que la experiencia de conducción del Espace pueda ser toda una experiencia. 
El control de crucero adaptativo me permite ir bastante relajado sobre todo en autovía, donde el Espace se encuentra muy cómodo.
Eso se refleja en el interior también, ya estamos de vuelta, y los niños se han cambiado de posición, más bien les hemos cambiado. El mayor, Nilo, sigue en la tercera fila, pero Iago e Izan van ahora en la segunda fila con la previsión de que se queden dormidos durante la vuelta. Los asientos de esta segunda fila son deslizables, 22 centímetros, pero no reclinables, aunque tengan una posición ligeramente inclinada, no me atrevería a decir que se puedan reclinar. Este aspecto y otros, como la falta de huecos, las mencionadas bandejas, o la falta de cajones, hacen pensar que este último Espace es quizás el menos familiar de todos los Espace. Eso sí, decir que es el “menos”  familiar, comparado con generaciones anteriores, no indica que no sea un gran familiar. A nivel de modularidad, espacios y habitabilidad en familia, las generaciones anteriores pusieron el listón muy alto. Los tiempos cambian…
Hacemos una parada para repostar y aprovechar para colocar bien a los más pequeños, que como era previsible, se han dormido. Por suerte, el asiento no llega a ir tan recto como para que vayan con la cabeza caída hacia adelante.
Nilo, en la tercera fila va leyendo, tiene una luz de lectura para él solito que le hace sentir como si fuera un mayor. Eso dice.
Llegamos a casa, y después de bajar a los niños haciendo malabares para no despertarles, empiezo a preparar las cosas para mañana que toca dar una vuelta con las bicis.
p1a31v4livql6o919fj1mp21hbqcUna ventaja que tiene este Espace con respecto a las otras generaciones, es el Sistema One-Touch. Este permite plegar los asientos de la segunda y tercera fila dejándolos a ras de suelo, con lo que el espacio de carga que nos queda libre es enorme y plano. Podemos plegarlos desde el R-Link entrando en el menú correspondiente, o bien desde una botonera situada en el maletero. Disponemos de dos opciones para el plegado, o bien dando la orden de que pliegue todos con un solo toque, o seleccionando individualmente el asiento que queremos que se pliegue. A la hora de levantar los asientos, la maniobra debe ser manual, y esta opción en “modo manual” también la tenemos a la hora de plegarlos.
Esta es una de las grandes diferencias con el anterior Espace, el Sistema One-Touch, ya que antes teníamos que buscar hueco en el garaje para dejar los asientos si queríamos disponer de todo el espacio disponible de carga. Ahora está al día.
El maletero es muy amplio, siempre que vayamos, como mínimo en configuración de 5 plazas, en 7 plazas ya te he comentado que queda muy justo. Con 5 plazas, es muy aprovechable, una superficie plana y muy grande si plegamos también la segunda fila. El volumen del maletero llega hasta los 2.101 litros con todas las plazas plegadas. En centímetros tenemos un máximo de 2.02 metros totales hasta el asiento del copiloto, que al ser eléctrico no se pliega. La boca de carga está situada a 71 centímetros del suelo, y tenemos un ancho de 114 centímetros según mis mediciones en la boca de carga. Algo que me ha sorprendido es que el cubre equipajes no tenga un hueco específico para guardarlo, aunque si tiene una posición para guardarla en el maletero, más que guardarla dejarla sujeta mediante unos velcros. No es lo más práctico, pero va sujeta.
Y es que esto del cubre equipajes, tiene su parte molesta a la hora de hacer lo que estoy haciendo, meter unas bicis. Que si bien por espacio entran fenomenal (son de niño, 3) el tener esa bandeja ahí, me hace tener que ir con más cuidado al colocarlas.
El ancho del maletero en centímetros es de 116 y el fondo varía desde los 44centímetros en configuración de 7 plazas, hasta los 123 centímetros con la segunda
p1a31v4ljff821ocnvh8bu1sk812fila lo más adelantada posible. La altura hasta la bandeja es de 46 centímetros. Hasta el techo aumenta a 87 centímetros. Como puedes ver, sin problemas de espacio.
Esta versión Initiale Paris, ronda los 50.000 € con los extras que lleva, toda una inversión, pero lo que obtenemos a cambio con el acabado Initiale no es sólo una unidad exclusiva con unos acabados de primera. El mundo Initiale incluye un trato preferente y distinguido en las concesiones Initiale. Los servicios exclusivos opcionales Initiale Paris, entre ellos: el Pack Premium, que incluye el servicio jockey (recogida y devolución del vehículo), entrega de un vehículo de cortesía con cada servicio de mantenimiento y lavado completo interior y exterior del vehículo que se devuelve.
El Renault Espace está disponible con otras dos motorizaciones a parte de la que monta esta unidad; Energy TCe 200 EDC y Energy dCi 130. La primera gasolina y con una potencia de 200 cv y la segunda, un diésel de 130 cv.
Los precios parten de 29.350 euros para el Espace Life Energy dCi 130.
Bicis guardadas, niños dormidos, y Renault Espace listo para empezar mañana otra jornada de ir y venir en familia. Las diferencias con el Renault Espace anterior son evidentes. En Renault han decidido dar un cambio a uno de sus modelos más vendidos y más longevos de su gama. Aprovechando la plataforma modular CMF1 de la alianza Renault-Nissan se consigue un ahorro de 250 Kg respecto al Espace anterior dejando el peso en éste en los 1.659 kilos. Todo se ha tratado de mejorar, la inversión ha sido grande en todos los aspectos, tanto a nivel económico, se han invertido 420 millones en la planta de Douai, como a nivel técnico y humano.
Este nuevo Espace marca un punto de inflexión en el buque insignia familiar de la marca francesa. La moda SUV llega hasta un modelo 100% familiar, marcando un nuevo tiempo para la denominación Espace desde hoy. ¿Hasta cuándo?.
¿Te ha gustado? ¡compártelo!

El de aquí abajo es el que lo ha escrito...

Escribiendo sobre esto desde hace poco, pensando en esto, desde siempre… Cuando nací, lo primero que hice fue preguntar en que coche me llevaban a casa.

Deja un comentario

1 × 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This