Grand Scénic 7 plazas, prueba del Renault más familiar.

0

Grand Scénic 7 plazas

Hace unos meses os pudimos contar nuestras sensaciones en un primer contacto con el nuevo Renault Scénic. Por aquel entonces mi idea del Scénic era bien distinta a la que voy a contarte ahora.

Renault Scénic, el familiar. 

El Scénic ha sido, y de momento es, uno de los modelos estrella en Renault, tanto por ventas, como por aceptación en un público muy concreto, el familiar.

Dentro de su pequeña historia, me atrevería a decir que el Scénic 2 fue quizás uno de los modelos mejor valorados y mejor resueltos por la marca. Gran modularidad, mil huecos, un salto tecnológico para la época… Algunos motores también evolucionaron con el Scénic 2, un magnifico 2.0 dCi que iba de maravilla.

Grand Scénic 7 plazas

Pero pasan los años y el mercado cambia. Los gustos se imponen y en el caso particular de los monovolúmenes comienza una bajada de ventas que ningún fabricante está dispuesto a soportar. Llegan las cifras imparables de los SUV y hay que cambiar.

En esta cuarta generación del Scénic sucede lo que viene sucediendo en los últimos años en varias marcas. Los monovolúmenes se transforman en modelos SUV.

Este nuevo Scénic llega con aires del SUV. Como decíamos, desde que se han puesto de “moda”, todos los fabricantes han querido añadir a sus gamas o bien modelos concretos de ese sector o bien transformar modelos exitosos en una imagen más SUV.

Los coches familiares se hacen SUV.

Grand Scénic 7 plazas

En el Grand Scénic podemos ver una mayor altura libre al suelo de la que había en anteriores modelos, concretamente tenemos 16 cm. En su vista lateral queda clara esa intención, y realmente el Grand Scénic ha quedado fabuloso si nos gustan este tipo de coches. Podemos ver las barras de techo cromadas, unas llantas de 20 pulgadas, que son de serie en todos los modelos ya que Renault ha llegado a un acuerdo con varios fabricantes y las podrán ofrecer al precio de la llanta de 17 pulgadas. El frontal es igual  que en el Scénic de 5 plazas, pero en la vista lateral podemos apreciar esos 24 centímetros extras que tiene esta versión.

El techo se alarga hasta llegar a formar casi un ángulo de 90 grados con el portón. Un detalle este que, al no haber una inclinación, dota al maletero de una amplia y útil boca de carga.

Grand Scénic 7 plazas

Estéticamente, si hablamos de su exterior, el Grand Scénic es muy parecido a su hermano mayor el Renault Espace (aquí tienes nuestra prueba del Espace 7 plazas).

Pero dónde sí es diferente el Grand Scénic es en el interior y aunque la zona delantera no cambia: mismo salpicadero, misma consola central… lo que sí cambia es la zona trasera.

En nuestra toma de contacto con el Scénic tienes más información del interior.

Hoy vamos a centrarnos en lo “diferente”…

Interior familiar en el Grand Scénic

En los asientos traseros hemos pasado de tener tres asientos individuales a una banqueta trasera partida en proporción 40/60.  Aunque sí que es deslizable ha perdido esa practicidad de asientos individuales además de los cajones que había bajo estos asientos. Pero no nos equivoquemos, la zona trasera del Grand Scénic sigue siendo práctica… Podemos desplazar la banqueta longitudinalmente, reclinarla y abatirla para obtener un mayor espacio de carga en el maletero (535 litros o 189 en 7 plazas). La amplitud es destacada y el suelo es plano en su totalidad. Aquí he de puntualizar… completamente plano si tenemos la consola central adelantada, depende de la posición, es algo intrusiva en la zona trasera.

Grand Scénic 7 plazas

 

En los respaldos de los asientos delanteros tenemos dos prácticas bandejas en las que podemos colocar una tablet e incluso sujetarla (podéis verlo en la galería de imágenes) para que quede en una posición idónea para que los niños vayan entretenidos. Otro detalle de esta bandeja: tiene un reborde que evitará que pequeños objetos que rueden se caigan. Esto último, por experiencia podemos contarte que si un niño está merendando y se le derrama un zumo, nos ahorraremos limpiar el suelo ya que el líquido queda ahí. Pequeños detalles prácticos.

Para poder usar tranquilamente cualquier accesorio electrónico, contamos con dos tomas USB, una tipo mechero y una salida Jack. Como ves, los más pequeños, y no tan pequeños podrán ir entretenidos sin problema.

Espacio en plazas traseras del Grand Scénic.

A la hora de colocar sillítas en las plazas traseras, la cosa se complica algo más que en versiones anteriores de este monovolumen… Ahora tenemos algo menos de espacio, sobre todo en la plaza central. Dos sillitas, sin problemas, para tres sillitas ya tenemos que mirarlo bien ya que vamos justos. Una solución que hay en el mercado es el Rivemove, de la empresa Rivekids. En esta ocasión no hemos podido probarlo, pero ganar 14 centímetros en estas plazas es un buen argumento. Además, según nos cuenta el equipo de Rivekids, aumenta la seguridad de los más pequeños.

Grand Scénic 7 plazas

Los adultos iremos sin problema, más cómodos dos que tres debido a esa plaza central algo más justa, pero nada inadmisible. La altura libre al techo es muy correcta debido entre otras cosas a lo mencionado anteriormente sobre el techo sin caída.

El Grand Scénic cuenta con tercera fila de asientos para poder desplazarnos hasta 7 ocupantes. Como imaginarás, son plazas algo limitadas para adultos, pero correctas para que viajen niños en ellas. Tienen una buena posición, un buen acceso gracias a que el asiento que da paso pivota y nos deja un acceso cómodo. Por supuesto, esta tercera fila queda completamente oculta si no queremos hacer uso de ella.

Para los pasajeros de los dos asientos extras, Renault  ha puesto a su disposición un par de posavasos, luz y tomas de 12 voltios para que no les falte de nada.

Modularidad del Grand Scénic

Como en el Espace que probamos, este Grand Scénic cuenta con el sistema OneTouch con el que podemos plegar los asientos de la segunda y tercera fila de forma eléctrica, bien desde un panel situado en el maletero, o también desde la pantalla del R-Link accediendo a uno de los menús.

Grand Scénic 7 plazas

El maletero es muy aprovechable, tanto por formas, como por huecos. Tenemos un doble fondo, argollas, toma de 12 voltios, ganchos…

La bandeja cubre equipajes tiene un hueco específico para guardarla cuando no hacemos uso de ella.

Dinámicamente el Grand Scénic me ha sorprendido, mucho.

Su aplomo, su rápida respuesta de la dirección y su motor me han encantado. Si tuviese que elegir una versión del Scénic, en lo que a motor se refiere, me quedaría este 1.6 dCi 160 CV con cambio  automático EDC. Responde de maravilla, mueve de sobra el Grand Scénic y los consumos bastante moderados para lo que tenemos que mover (1.600 Kg en vacío). Los consumos en nuestra prueba han estado en una media de 7,2 litros, como siempre, sin hacer nada específico. Una conducción completamente normal. Si buscamos cifras, quedarse en los 6 litros no es difícil.

La mejor opción del Grand Scénic.

Grand Scénic 7 plazas

Posiblemente la versión de 130 CV sea una opción más equilibrada, tanto por precio, como por consumos, pero las prestaciones y sensaciones que, personalmente, me ha dejado este 1.6 160 CV, no creo que sean las mismas.

Su conducción es mejor de lo que esperaba en un monovolumen. Sin pensar que podemos hacer una conducción deportiva, su respuesta es bastante noble. Unos balanceos menores a lo esperado y un confort de marcha excepcional, tanto por su insonorización, como por el buen trabajo de la suspensión.

Nuestra unidad de pruebas era el Grand Scénic Edition One, una versión que entre otras cosas cuenta con asiento con reglajes eléctricos y función masaje (conductor), faros LED, carrocería bitono, Bluetooth, sistema de sonido Bose, Easy Park Assist, cámara de visión trasera, regulador de velocidad adaptativo, lector de señales, techo solar panorámico, cristales oscurecidos…

Los precios del Renault Grand Scénic parten de los 20.370 euros del acabado Life en gasolina, hasta los 30.54 euros de este modelo Edition One dCi 160 CV EDC.

Grand Scénic 7 plazas

Sin duda ha sido una grata sorpresa este Grand Scénic. Me han llamado poderosamente la atención aspectos como su estética, las llantas de 20 pulgadas le sientan de maravilla, su conducción, que ha sido mejor de lo esperado. Y algo que me traía de cabeza con esta nueva generación… la pérdida de los asientos individuales en la segunda fila. No es para tanto, sigue siendo un familiar con mayúsculas.

¿Te ha gustado? ¡compártelo!

El de aquí abajo es el que lo ha escrito...

Escribiendo sobre esto desde hace poco, pensando en esto, desde siempre… Cuando nací, lo primero que hice fue preguntar en que coche me llevaban a casa.

Deja un comentario

13 + 14 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This